Artículos de Expertos |

Operaciones de puesta en marcha en recuperadores de calor en climatizadores

La sociedad en general, y el sector de la climatización en particular, tiende a la normalidad post COVID. Gran parte de las oficinas, tanto privadas como de la Administración volverán con cierto carácter de presencialidad a partir de septiembre y es buen momento, por tanto, de establecer ciertas reflexiones sobre la puesta en marcha e higienización de los sistemas de climatización para llevarlos a sus condiciones nominales que en algún caso se han interrumpido durante la pandemia.

Entre estas modificaciones durante la pandemia, la más común, ha sido la parada de los sistemas de recuperación de tipo rotativo. Aunque en muchos de los nuevos sistemas la tasa de fugas está limitada, y se podía compensar con un incremento del aire exterior evitando el cortocircuito, lo habitual ha sido pararlo siguiendo las recomendaciones de distintos organismos o asociaciones de ámbito nacional e internacional.
Si la recuperación se hacía mediante recuperador de placas, una vez verificadas las posibles fugas, la sección ha estado operativa. Solo en el caso de posibles fugas, era preferible baipasearla si existían compuertas para ello en el climatizador.

En la presente nota térmica se abordará la higienización de las secciones de recuperación cara a su puesta en servicio en condiciones nominales. No olvidemos que, pasada la alerta sanitaria, son un aliado fundamental para limitar los costes energéticos de la instalación como ha vuelto a poner en valor la nueva modificación del Reglamento de Instalaciones Térmicas bajo RD 178/2021 obligado desde este 1 de julio de 2021.

NORMATIVA DE APLICACIÓN

Las normas y disposiciones que regulan la operación y mantenimiento de la sección de recuperación de las unidades de tratamiento de aire son las siguientes:

  • Real Decreto 178/2021, de 23 de marzo, por el que se modifica el Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios. A través de las tablas 3.2 y 3.3 “Operaciones de mantenimiento preventivo y su periodicidad” contenida en la IT 3.3 Programa de mantenimien-to preventivo.
  • UNE 100012:2005. Higienización de sistemas de climatización. Contenida en el RD 178/2021 anterior.
  • UNE-EN 13053:2021. Ventilación de edificios. Unidades de tratamiento de aire. Clasificación y rendimientos de unidades, componentes y secciones. Contenida en el RD 178/2021, si bien la versión de 2012 recientemente modificada.

En concreto en las tablas 3.2 y 3.3 mencionadas se indican las siguientes labores y periodicidades:

  • Punto b) 6. Revisión y limpieza de aparatos de recuperación de calor (Tabla 3.2)
  • Punto 22. Revisión y limpieza de aparatos de recuperación de calor: 2 t. (Tabla 3.3)

Si bien no se indica de forma directa que labores de limpieza se deben realizar la norma de referencia para su definición es la UNE 100012:2005. Como se observará a lo largo de la nota la limpieza intensiva es compleja y costosa por lo que se debe hacer previa evaluación de la unidad o en su comienzo de operación tras una parada prolongada. La evaluación-valoración de la limpieza se define en los anexos B y C de la propia norma y sus puntos mas relevantes son los siguientes:

  • Conviene hacer un muestreo microbiológico de las superficies del equipo. En concreto se recomienda muestrear la contaminación total de flora microbiana aerobia mesófila existente, así como la flora fúngica (mohos y leva-duras) presentes.
  • Conviene hacer un muestreo de polvo en superficie, evaluando la suciedad adherida y depositada en la misma.

 

OPERATIVA, APLICACIÓN Y MÉTODO DE HIGIENIZACIÓN

Las acciones previas a la higienización de la unidad de recuperación son las siguientes:

  • Parada del equipo. No debe haber alimentación eléctrica ni elementos rotativos o de control en servicio.
  • Preparar la zona de trabajo cubriendo las secciones adyacentes de forma efectiva. Se recomienda cubrirlos con láminas de polietileno o similar. Los elementos eléctricos se cuidarán con especial atención.
  • Evaluar los medios de elevación y acceso en el caso de unidades de tratamiento de aire de gran tamaño. Se deben cumplir los requisitos de seguridad e higiene en el trabajo.

El proceso en sí de higienización del recuperador es el siguiente:

  • Cepillado y aspiración general de las superficies accesibles, se realizará en seco.
  •  Hay una gran variedad de materiales para confeccionar el recuperador y tipologías asociadas. En función de cada tipo se debe actuar de forma diferente.
  • En el caso de recuperadores de placas o rotativos sensibles no higroscópicos, cuyo objetivo mayoritario, es recuperar el calor sensible, el material más habitual es el aluminio, utilizándose también aluminio acrílico o acero inoxidable en algunas aplicaciones. En este caso se recomienda:
    • Aplicación de detergente o desinfectante.
    • Cepillado a mano de la superficie.
    • Aclarado con agua a baja presión o manual
    • Secado de la unidad.


  • Si el recuperador no es de material metálico y dispone constructivamente de papel o cartón u otros materiales con capacidad de desintegración hay que tener cuidado para evitar su deterioro. Se recomienda:
    • Cepillado a mano de la superficie.
    • Aspiración en seco de la unidad.
    • Debe evitarse procedimiento húmedo por razones microbiológicas y daño mecánico.
    • Se empezará de la parte superior a la inferior de la unidad.
    • Recoger el agua y residuos con aspiradora y limpiar el área de trabajo.


  • Si es necesario o conveniente se desinfectará la unidad para erradicar la contaminación microbiológica. Para ello:
    • Proceder a la nebulización del desinfectante.
    • Mantener el equipo parado durante el periodo de seguridad marcado por el fabricante del producto.
    • Después de la desinfección, y antes de la vuelta a la actividad en el edificio, se debe esperar un tiempo de seguridad hasta la eliminación total del principio activo desinfectante aplicado. Por ello el aplicador debe confirmar el tiempo de seguridad con el fabricante solicitando informe elaborado por institución independiente de reconocido prestigio. Así mismo se debe exigir ficha de datos de seguridad del producto (registro sanitario y verificación de adecuación a la superficie a tratar)

CONSEJO STULZ

Antes de la vuelta a condiciones nominales del equipo es necesario una revisión e higienización de los recuperadores. En caso de posible contaminación microbiológica, también su desinfección.

Para ello se deben seguir las pautas marcadas en la normativa vigente en función del tipo y elementos constructivos de la unidad. Como documento normativo de referencia la norma UNE 100012:2005 nos marca la pauta a seguir al estar indicada en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios.

GLOSARIO

Palabras clave empleadas:

RECUPERADOR ROTATIVO. “Equipo formado por una carcasa que contiene una rueda o tambor que gira construida con un material permeable al aire y caracterizado por una gran superficie de contacto. Al girar la rueda o tambor, el material de construcción es atravesado alternativamente por las corrientes de aire de extracción del edificio y el de aporte en dos sectores distintos, con un periodo que queda definido en función de la velocidad de rotación”. Definición sacada de la Guía Técnica del IDAE sobre “Ahorro y recuperación de energía en instalaciones de climatización”.

RECUPERADOR DE PLACAS. Intercambiador de tipo estático constituido por una carcasa de forma rectangular abierta por sus dos extremos, cuya sección transversal se subdivide en múltiples pasajes en una configuración celular formada por una matriz de placas de diferentes materiales (plástico, cartón, papel o metal). Cada dos placas adyacentes forman un pequeño conducto para el aire de extracción o el de impulsión. Definición sacada de la Guía Técnica del IDAE sobre “Ahorro y recuperación de energía en instalaciones de climatización”.

FLORA MICROBIANA AEROBIA MESÓFILA. La palabra “mesófilos” significa que son organismos cuyo crecimiento óptimo está a temperaturas medias (20 a 45º), justo las condiciones ambientales de uso del equipo y la palabra “aerobios” que son dependientes de oxígeno.

LÁMINA DE POLIETILENO. Producto empleado como impermeabilizante y protector. Se puede comprar en rollos y se corta con gran facilidad (cutter o tijera).

Contacto de prensa

Por favor elija su contacto

  • Contacto de prensa

    Para información de prensa, por favor, diríjase a:

    STULZ España, S.A.

    Calle Carabaña, s/n,
    28925 Alcorcón, Madrid (Spain)

    Tel: +34 915 17 83 20

    info@stulz.es

Más opciones de contacto
To top